Diez pasos para la salud dental de tu perro

¿Sabías que si cepillas regularmente los dientes de tu perro, le das huesos especiales para el cuidado de la dentadura y le proporcionas una dieta equilibrada puedes ayudar a mantener considerablemente su salud dental?  Muchos perritos muestran signos de enfermedad en las encías a partir de los cuatro años, ya que su boca no tiene la atención adecuada, el mal aliento es a menudo el primer signo de que algo va mal. 
Comprobando a menudo los dientes de tu mascota y siguiendo los consejos que te damos a continuación, tendrás un perro con una sonrisa deslumbrante.
1. LA PRUEBA DEL ALIENTO
Huele el aliento de su perro. ¿No es un campo de lirios? De acuerdo. Es lo normal, su aliento no es particularmente fresco, sin embargo, si huele excesivamente mal y notas que ha perdido apetito, sufre vómitos, bebe demasiado o hace mucho pis, es momento de llevarle al veterinario.
2. LABIOS
Una vez a la semana, inspecciona la boca de tu animal, levanta los labios y examina sus dientes y encías. Éstas deben ser de color rosa, no rojo ni blanco, y no deben mostrar signos de hinchazón. Sus dientes tienen que estar limpios, sin ningún tipo de sarro marrón.
3. SIGNOS DE ENFERMEDAD
Los siguientes son síntomas de que tu perro puede tener un problema en su boca y en el sistema gastrointestinal, por lo que tienes que acudir a un veterinario:

  • El mal aliento
  • Babeo excesivo
  • Encías inflamadas
  • Bultos en las encías
  • Quistes debajo de la lengua
  • Dientes flojos

4. LA VERDAD SOBRE LA CARIES DENTAL
Las bacterias y los alimentos pueden causar acumulación en los dientes de un perro. Esto puede endurecerse y convertirse en sarro, lo que  causa gingivitis, retracción de las encías y pérdida de dientes. ¿Una solución? Limpiezas dentales regulares, por supuesto.
5. KIT PARA EL CEPILLADO DE LOS DIENTES
Hazte con un cepillo de dientes especial para perros o un trozo limpio de gasa suave para envolver alrededor de su dedo. Pídele a tu veterinario una pasta de dientes canina. El dentífrico de humanos puede irritar el estómago del can, así que no lo uses con él. También existe enjuague bucal para perros, pregúntale a su doctor por él.
6. DIENTES BLANCOS
Tomar estas medidas hará que el cepillado sea mucho más fácil para los dos:

  • En primer lugar hay conseguir que nuestro amigo se acostumbre al cepillado. Masajea sus labios con el dedo en un movimiento circular de 30 a 60 segundos, una vez o dos veces al día durante unas pocas semanas. Luego, continúa con los dientes y las encías.
  • Cuando parezca que se siente cómodo con ello, pon un poco de pasta de dientes de perros, para que se haga al sabor.
  • A continuación, introduce un cepillo de dientes  (de los diseñados especialmente para canes) que debe ser más pequeño que uno para humanos y tienen cerdas más suaves.
  • Por último, aplique la crema dental  y cepíllale los dientes suavemente, como indicamos en el punto 7.
  • Un examen veterinario de antemano puede ser útil para averiguar si las encías de su perro están inflamadas. Si, por ejemplo, tu perro tiene gingivitis leve, el cepillado demasiado duro puede lastimar sus encías.

7. TÉCNICA DE CEPILLADO
Coloca el cepillo o el dedo envuelto en una gasa en un ángulo de 45 grados con respecto a los dientes y limpia en pequeños movimientos circulares. Trabaja por áreas, levantando el labio cuando sea necesario. El lado del diente que toca la mejilla por lo general tiene más sarro, dar un ligero golpe final puede ayudar a eliminarlo. Si tu mascota se resiste a tener las superficies internas de los dientes limpios, no luches contra él, ahí sólo se acumula una pequeña cantidad de sarro. El cepillado se hará dos o tres veces a la semana.
8. ENFERMEDADES BUCALES
FamiliarizarTe con los posibles problemas de la boca de su amigo puede ayudarte a determinar cuando es el momento de acudir al veterinario:

  • La enfermedad periodontal es una infección dolorosa entre el diente y la encía que puede acabar en la pérdida de dientes y en infección extendida en el resto del cuerpo. Los signos son: dientes flojos, mal aliento, dolor bucal, estornudos y secreción nasal.
  • La gingivitis es una inflamación de las encías, causada principalmente por la acumulación de placa, sarro y bacterias que producen enfermedades por encima y por debajo de la línea de las encías. Los síntomas son: sangrado, rojez, inflamación de las encías y mal aliento. Es reversible con limpiezas dentales regulares.
  • La halitosis o mal aliento, puede ser el primer signo de un problema de la boca y es causada por bacterias que crecen de las partículas de alimentos atrapados entre los dientes o por la infección de las encías. Cepillar regularmente los dientes es la solución.
  • Inflamación de las encías se desarrollan cuando el sarro se acumula y la comida se atasca entre los dientes. Cepillar regularmente los dientes de tu perro en casa y conseguir limpiezas anuales en el veterinario puede prevenir el sarro y la gingivitis.
  • La proliferación de la enfermedad periodontal ocurre cuando la encía crece sobre los dientes, debe ser tratada para evitar la infección de las encías. Una condición hereditaria común a los boxers y bull terriers, que puede curarse con antibióticos.
  • Tumores bucales aparecen como bultos en las encías. Algunos son malignos y deben ser extraídos quirúrgicamente.
  • Quistes salivales parecen grandes ampollas llenas de líquido debajo de la lengua, pero también pueden desarrollarse cerca de las esquinas de la mandíbula. Requieren drenaje, además la glándula saliva dañada deben ser extirpada.
  • Dientes del moquillo canino, pueden darse si un perro tiene moquillo como un cachorro. Los dientes permanentes pueden erosionarse y con frecuencia se caen. Como el daño es permanente, los dientes cariados deben ser retirados por un veterinario.

9. REVISIÓN
Los juguetes para morder pueden satisfacer el deseo natural de su perro, al tiempo que fortalece los dientes. Royendo un hueso de juguete también está masajeando sus encías y ayudadando a mantener los dientes limpios raspando el sarro blando. Pídele a tu veterinario que «hueso» te aconseja.
A parte de esto, jugar con estos objetos también reduce el nivel de estrés general de tu peludo, evita el aburrimiento y le da una salida adecuada a su necesidad natural de morder.
10. LA MEJOR DIETA
Pregunta a tu veterinario acerca de un alimento seco especialmente formulado que puede ralentizar la formación de placa y sarro. Nunca le des las sobras de tu comida, y prémiale con golosinas preparadas para mantener los dientes caninos sanos – encuentra los mejores snacks dentales en Mascoteros.
Fuente: ASPCA   Foto propiedad de: Blog Aldea Pet