Cómo preparar a tu perro para que no sufra ansiedad por separación

30 Abr

Cómo preparar a tu perro para que no sufra ansiedad por separación

Estos días de confinamiento nuestros perros están disfrutando de horas extra de compañía. Eso es bueno ahora, pero puede convertirse en un problema cuando llegue el momento de volver al trabajo. Te damos algunos consejos para preparar a tu perro para ese momento. Son cosas que puedes empezar a hacer hoy mismo.

El problema de la ansiedad por separación en perros

Los perros son una especie social, gregaria, y para ellos estar acompañados es una necesidad. Igual que nos pasa a las personas, no son animales solitarios. El aislamiento y la soledad puede provocarles estrés y, muchas veces, es el origen de ciertos problemas de comportamiento. 

Se habla de Ansiedad por Separación para describir el miedo y el estrés que supone para algunos perros el hecho de quedarse solos o separarse de su familia humana. 

Para la mayoría de las personas, estas semanas de confinamiento están implicando el hecho de no ir a trabajar y quedarse en casa. Los perros están acompañados todo el día, y seguramente más felices que nunca en ese sentido. Pero no hay que olvidar que la vuelta al trabajo llegará y es necesario prepararles para ese momento.

Cómo preparar a tu perro para tu vuelta al trabajo

Hay algunas cosas que puedes hacer desde ya para no fomentar problemas de ansiedad por separación cuando vuelvas a tu rutina laboral. 

Recomendaciones generales

Desde el Grupo de Especialidad de Etología Clínica de AVEPA, remarcan un consejo básico:

  • Procura que, en casa, tu perro disfrute con frecuencia de ratos positivos que no tengan que ver con la compañía humana. Por ejemplo, fomenta el uso de juguetes rellenables de comida en otra habitación o ponle sus raciones de alimento en una estancia a solas.


Además de eso, los etólogos recomiendan:

  • No buscar en exceso el contacto y la atención de nuestro perro. 
  • No ceder siempre ante sus reclamos de atención. 
  • Ofrecerle entretenimientos que no requieran de la presencia o interacción humana: juguetes interactivos, huesos masticables, etc. 
  • Respetar el espacio y la tranquilidad del perro en todo momento. 
  • Procurar mantener unas rutinas de atención diarias, durante las que se permita al perro tener largos ratos de independencia. 
  • En la medida de lo posible, teletrabajar (en los casos en los que eso sea factible) sin mantener al perro en la misma estancia. Es decir, enséñale a estar separado mientras trabajamos. 


Recomendaciones específicas

  • Si tu perro ha tenido antes problemas con la separación, contacta con un veterinario etólogo para más recomendaciones.
  • Si tu perro es anciano, es importante tratar de mantener las rutinas, en lo posible, para que no se desoriente.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y, sobre todo, que te ayuden a fomentar el bienestar de tu perro, ahora y también después del confinamiento. 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone