¿Cómo escoger un arenero para gatos?

02 May

¿Cómo escoger un arenero para gatos?

Sabemos que los gatos son animales territoriales y exigentes, que necesitan un espacio adecuado donde comer, descansar, jugar… y, por supuesto, hacer sus necesidades. Para esto último, hay que buscarles el arenero correcto, un cajón a la carta, que se adapte a sus particularidades y gustos. Con este post queremos echarte una mano en la elección del retrete ideal para tu minino.

Si miramos la oferta de cajones o areneros para gatos, veremos diversos tipos, colores, formas y diseños; desde la bandeja sencilla rectangular, de toda la vida, a la más sofisticada que encaja en cualquier rincón del hogar.

Antes de optar por uno u otro modelo, debemos aparcar gustos personales y pensar qué es lo que realmente necesita nuestro animal.

Un arenero para cada gato

De poder elegir, hay felinos que escogerían los areneros cubiertos, porque les gusta la intimidad en este sentido; en cambio otros, se decantarían por los descubiertos, para vigilar a su alrededor mientras orinan o defecan. Algunos, no dudarían en llevarse el más grande; los cachorros, en cambio, se sentirían más a gusto en areneros pequeños, acordes con su tamaño.

Altura de la bandeja para gatos

Cuando el gato tiene problemas de movilidad o es muy pequeño, la altura puede suponer una barrera arquitectónica. En estos casos, optaremos por bandejas de bordes bajos o con una entrada accesible.

Para el resto de gatos, sí son recomendables las bandejas con bordes altos (entre 30 y 40 cm), ya que la altura evita que las piedrecitas queden esparcidas por toda la casa.

Arenero ideal para un gato grande

Por sentido común, el arenero ideal para un gato grande, debe ser grande, “ande o no ande”, porque si le compramos uno que le vaya justo, entrará, pero no podrá moverse cómodamente para escarbar y ocultar sus caquitas.

¿Cómo de grande? Lo suficiente para que nuestro gato quepa dentro y pueda moverse a sus anchas; como mínimo, el cajón debe tener una extensión de 1,5 veces el largo del felino.

Areneros pensados para espacios pequeños

Cuando se tiene un piso pequeño, hay que aprovechar al máximo hasta el último rincón del hogar. Por eso, también existen en el mercado areneros esquineros, creados para ocupar el mínimo espacio posible.

  • Son cajas triangulares: se adaptan a cualquier pared o mueble que tengamos.
  • Ventajas: ocupan menos espacio que el cajón rectangular y ofrecen un uso similar.
  • Inconvenientes: poco espaciosos para gatos grandes.

El arenero perfecto para un gato anciano

Igual que les ocurre a las personas, el paso del tiempo no perdona ni siquiera a los gatos. A pesar de ser animales fuertes y resistentes, el mito de las siete vidas puede desvanecerse cuando se llega a una cierta edad.

  • A nuestro felino anciano puede que le cueste subir y bajar de su arenero, de la manera en que lo hacía cuando era joven.
  • Si antes compartía el arenero con otros gatos más jóvenes, es posible que ahora ya no esté para esos trotes y prefiera tener su propia caja para sentirse más confiado y tranquilo.
  • Por tanto, su arenero adecuado es aquel que le facilite la entrada y salida del mismo, y en el que pueda sentirse tranquilo y confiado.

Areneros… ¿sin tapa o con tapa?

Los areneros sin tapa, son los básicos, que se componen de un receptáculo, sin más; los que llevan tapa, son más sofisticados, suelen incluir un filtro de carbono activo e incorporan una puerta de entrada. Si dudas sobre cuál elegir, lee atentamente las peculiaridades de unos y otros:

Areneros sin tapa:

Los areneros sin tapa, son los preferidos de los mininos que necesitan ir mirando alrededor, mientras hacen sus necesidades. De alguna manera te lo harán saber.

  • Ventajas: son las más económicas; si se ubican en un lugar aireado, suelen ser muy prácticas.
  • Inconvenientes: si nuestro piso es pequeño y lo tenemos relativamente cerca, sentiremos sus molestos efluvios; al entrar y salir, nuestro gatito irá desperdigando la arena por doquier.

Areneros con tapa:

Muchos gatos usarán el arenero con tapa, sin decir ni miau, pero otros se resistirán y refunfuñarán, mostrando su descontento.

  • Ventajas: buena elección cuando hay bebés, es más difícil que tengan acceso a la arena; suele ser efectiva contra malos olores y desbordamiento de arena; proporciona una intimidad que les gusta a ciertos gatos;
  • Inconvenientes: ventilación deficiente; se producen malos olores cuando la arena está sucia; la tapa impide al gato divisar lo que sucede a su alrededor, aunque puedes quitar la tapa y listos; también puedes optar porque la puerta sea transparente para evitar que el gato se agobie.

Areneros para gatos autolimpiables

Para aquellas personas a las que se les hace una montaña la limpieza de la bandeja higiénica, puede resultarles atractiva la idea de adquirir un arenero o gatera autolimpiable.

Su funcionamiento es manual y sencillo; sólo hay que accionar una palanca para expulsar, con la ayuda de un tamiz, los excrementos hacia una bandeja colocada en la base del arenero. Las bolas compactadas de los desechos se recogerán diariamente. De esta manera, la arena se mantendrá siempre limpia y sin esfuerzo.

Si, finalmente, crees que le has comprado el mejor arenero del mundo a tu gato, pero se resiste a usarlo, échale un vistazo a nuestro post  5 posibles razones por las que tu gato no quiere usar el arenero, en él encontrarás las respuestas a muchas de tus dudas.

 

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo, déjanos tus comentarios! ¡Y descubre todas las arenas que tenemos disponibles para ti!

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone