¿Tengo que raparle el pelo a mi perro en verano?

¿Tengo que raparle el pelo a mi perro en verano?
14 Jul

¿Tengo que raparle el pelo a mi perro en verano?

Sí, ya sabemos que en verano hace un calor asfixiante y, con toda la buena intención del mundo, podemos vernos tentados a rapar a nuestro perro con esa excusa. Pero, mucho cuidado, porque es una visión que tenemos desde nuestra perspectiva humana que, en este caso, no coincide con la perruna.

Rapar a tu perro es un error

No hace falta que le cortes el pelo a tu perro para librarle del calor estival, y menos que lo rapes. ¿Por qué? Ahí van unas cuantas razones:

  • 1. El pelaje lo protege del sol:
    En estos casos, vale más una buena información que la buena voluntad, porque queriendo proteger a tu perro mediante el rapado, lo único que conseguirás es desprotegerlo ante una exposición más directa de su cuerpo a los rayos ultravioleta. ¿Resultados? Quemaduras y lesiones de diversa consideración en la piel.
  • 2. Regula la temperatura:
    Con pelo, tu perro pasará menos calor, porque el pelaje le ayuda a regular la temperatura corporal. Por tanto, estará más amparado ante un posible golpe de calor.
  • 3. Resguarda frente a las picaduras de insectos:
     Efectivamente, el pelo es un poderoso aislante contra las picaduras de los insectos, que en ocasiones pueden causarle a tu perro enfermedades graves, como la leishmaniosis. Recuerda que cuando más pica el flebótomo transmisor es en primavera y verano. Puedes ver más información sobre este tema en nuestro post ¿Cómo proteger a tu perro de la leishmaniosis.
  • 4. Preserva frente a infecciones cutáneas:
    El pelaje es una barrera estupenda para frenar la invasión de bacterias y virus, que en muchas ocasiones quedan atrapados en el manto protector del animal.
  • 5. Escuda ante rozaduras:
    Si tu perro tiene un buen pelaje, seguro que estará menos expuesto a sufrir arañazos o desgarros en su piel; su pelo amortiguará cualquier roce.
  • 6. Recubre la piel ante el contacto con tóxicos:
    El manto del perro supone, sin duda, una buena protección ante el contacto accidental con productos tóxicos. Una piel desnuda siempre estará más expuesta a posibles agresiones químicas y ambientales que otra con una gruesa capa aislante.

“Si rapamos a nuestro perro, seguirá acalorado y, además, desprotegido”

El rapar se va a acabar, lo mejor es cuidar

Cuando ya hemos comprendido el porqué del “no” al rapado de nuestros canes, llega la hora de saber qué podemos hacer para aliviarlos, en la medida de lo posible, de los efectos de la canícula. Toma nota:

1. Deslanado:

  • Deslanar significa eliminar la capa de subpelo o lana excedente, del perro.
  • Tu perro estará más fresquito con un deslanado, ya que le ayudará a eliminar los pelos muertos, por lo que su piel y pelaje ganarán en salud. Otra ventaja añadida -ésta para ti- es que verás menos pelos por la casa.
  • Un buen deslanado, tiene su técnica y utensiliospeines, carda, rastrillo, cepillo, etc.–, que no son iguales para todos los canes.
  • El deslanado es recomendable, tanto en perros de gran pelaje como en los de razas de pelo corto o con un pelaje medio.
  • Como cada animal es un mundo, lo mejor es que lleves a tu perro a una peluquería canina, donde te harán la primera demostración y te enseñarán cómo y con qué frecuencia conviene deslanar a tu perro y qué peines, cepillos, cardas o rastrillos debes usar.

Probablemente, en la peluquería, le recortarán a tu can algún centímetro de pelo de determinadas zonas, como la barriga, o entre las almohadillas, que es por donde sudan más.

2. Baños y cuidados:

  • Utiliza siempre productos específicos y adecuados al tipo de pelo de tu perro; no olvides que, igual que las personas, no todo el pelaje de los canes es igual.
  • Evitarás la proliferación de nudos, cepillando diariamente a tu perro durante al menos unos diez minutos. Utiliza el cepillo recomendado por tu peluquería canina o veterinario; aplícale un champú específico adecuado para tu can y, si es necesario, un acondicionador pensado para su tipo de pelo. En general, el acondicionador es aconsejable para suavizar y evitar enredos y nudos en los perros de pelo largo. Para las razas de pelo corto, suele ser suficiente un buen champú que hidrate y suavice su manto.

Si quieres más información al respecto, te recomendamos leer el artículo “Consejos para cuidar el pelo de tu perro y también ¿Cómo cortar el pelo a tu perro de cara al verano?

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo!

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Tags: