Perros que hablan: aprende a descifrar las señales

Perros que hablan:  aprende a descifrar las señales
27 Oct

Perros que hablan: aprende a descifrar las señales

Digamos que los perros hablan a su manera, no con palabras pero sí con un lenguaje corporal propio, rico en señales genuinamente caninas. ¿Quieres entender esos signos para conocer el estado de ánimo, los sentimientos y las necesidades de tu peludo? Entonces, presta mucha atención a los gestos más elocuentes.

Las tres “C” del lenguaje canino

En su e-book “Lenguaje canino: las fabulosas tres “C”Alba Benítez subraya el conocimiento del lenguaje canino, como punto de partida en la educación y cuidado de nuestros perros.

Para ella, es fundamental saber qué expresan los perros con su cuerpo, cola y cara. En opinión de la etóloga, “los perros utilizan, voluntaria e involuntariamente, la posición de su cuerpo, su cola y la expresión de su cara, para explicar cosas a otros perros, personas o animales de otra especie”.

Partiendo de esta idea general, vamos a desgranar en este post algunas de las señales puramente caninas.

6 señales del lenguaje corporal de los perros

Hagamos un esfuerzo y no pretendamos sólo que los peludos entiendan el lenguaje humano, porque en realidad, somos los humanos quienes debemos entender a nuestros canes.

Puedes ir practicando la observación, para lograr sintonizar a la perfección con tu peludo, con estos ejemplos que te explicamos a continuación:

1. Estados de sumisión

  • Si un perro siente sumisión, lo hará saber con un conjunto de gestos que abarcan desde el cuerpo, a las orejas, los ojos y la boca, por donde emitirá sonidos propios de este estado.
  • Se sentará o tumbará en el suelo donde permanecerá quieto.
  • Echará las orejas hacia atrás.
  • Esquivará la mirada frontal.
  • En este estado de inseguridad, puede emitir algunos sonidos agudos.
  • Un perro sumiso que demanda cariño, se echará al suelo para que su humano le acaricie la barriga.
  • Si se siente rechazado, mostrará este sentimiento batiéndose en retirada, a la espera de tiempos mejores.

2. Señales de miedo

  • Los expertos las engloban dentro de las denominadas señales agonísticas, que son las relacionadas con la intención de agresión, miedo, lucha, amenaza o huida.
  • Cuando un perro está temeroso, sus gestos hablan por sí solos; poner la cola entre las patas y proteger los genitales es un signo claro de temor de cualquier perro, indistintamente sea macho o hembra.
  • Se asocian al miedo también otros gestos que implican la cara y el cuerpo, como bajar la cabeza, cerrar el hocico, replegar las orejas o encorvar la espalda.

3. Deseos de juego

  • Este sentimiento pertenece al conjunto de las señales afiliativas, que son aquellas que tienen que ver con el cariño o las ganas de interacción y socialización con personas o animales.
  • Si tu peludo anhela jugar, te lo expresará con su cola, su cabeza, sus movimientos corporales y, en ocasiones, sus ladridos.
  • Los canes con ganas de retozar te harán saber lo que quieren por todos los medios, incluso ladrando.
  • En ocasiones, agacharán la cabeza, la levantarán y cogerán un objeto agitándolo para invitarte al juego.
  • No paran quietos y mueven la cola
  • Se enredan entre las piernas de su compañero humano.
  • Pero el gesto típico del lenguaje canino para emprender el juego y continuarlo, se llama técnicamente “play bow”, y es el que hacen los peludos cuando agachan la parte delantera del cuerpo y levantan el culete.

“Sólo entenderemos el lenguaje de nuestro perro
dedicándole el tiempo necesario
y observando atentamente su comportamiento”

4. Signos de enfado

  • Abarcan la cara, el cuerpo y la cola; el conocimiento de estas señales nos ayudarán a evitar posibles conflictos.
  • Un perro enfadado, en general, muestra un comportamiento irritable que puede degenerar en agresividad.
  • Dirigirá sus orejas hacia el frente.
  • Si el enfado aumenta, alzará la cola.
  • Levantará las encías y mostrará los dientes.
  • Avivará la mirada y la fijará en el objeto de su disgusto.
  • Fruncirá el ceño y arrugará su frente y su nariz.
  • También suelen gruñir y ladrar.
  • Inclinará el cuerpo hacia delante.
  • Erizará el pelaje del lomo.
  • Con estos signos hay que estar alerta, para prevenir una posible pelea.

5. Indicadores de dominancia

  • A un can dominante respecto a algún congénere, se le distingue por una serie de gestos de la cabeza, la cola y el cuerpo.
  • El perro dominante adelanta su cabeza, con la barbilla en alto.
  • Dirige las orejas empinadas hacia el frente.
  • Sube la cola, arquea la columna hacia dentro y saca pecho.

6. Reclamo de cariño

  • Cara, cola y cuerpo se pondrán en acción para decirte que necesitan con urgencia tus caricias y mimos.
  • Se acercará con sus orejas hacia atrás si te pide mimos y se encuentra tristón.
  • O pondrá las orejas hacia delante, en un gesto indicativo de que está contento, porque es querido, pero desea más; en estos casos también mostrarán otros gestos, como mover la cola y levantar las cejas.
  • Es gracioso cuando tu peludo te da toquecitos con sus patas para decirte que le hagas caso y lo acaricies un poco.
  • Y ¿quién podría resistirse a darle mimos con ese gesto tan expresivo como es el de tumbarse panza al aire para que lo acaricies?

Toma  buena nota de todo y recuerda que mejorar la comunicación con nuestros peludos es la clave para poder gozar de una relación fuerte, sana y feliz.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Tags: