¿Qué hago si mi perro se marea al viajar en coche?

Viajar con perro en coche
20 Dic

¿Qué hago si mi perro se marea al viajar en coche?

Si tu perro está entre el porcentaje de los canes que se marean durante un viaje, no te alarmes, pues la mayor parte de las veces hay solución. Salvo en algunos casos difíciles, recorrerás mundo, felizmente, en compañía de tu fiel amigo. Los consejos de este post te ayudarán a prevenir y remediar esta indisposición.

Mareos compartidos en el coche

El hecho de sufrir mareos en el coche es tan común en nuestros perros como entre las personas. Se calcula que este malestar afecta a un 25 % de los canes. Tras el mareo, muchos perros acostumbran a vomitar en el coche.

Los cachorros suelen ser los más perjudicados por este problema, igual que les sucede a los bebés, debido a la inmadurez de su sistema auditivo, lo que dificulta el mantenimiento del equilibrio.

Antes de salir de casa hacia el destino elegido, debemos tener muy claros los motivos de los mareos de nuestros perros, los síntomas y la forma de afrontarlos.

¿Por qué se marean los perros?

Entre los motivos por los que nuestro perro puede marearse durante un trayecto en coche, se cuentan los siguientes:

  • Es la primera vez que viaja en coche y no está acostumbrado; el vehículo es un lugar extraño para el can.
  • Le hemos dado de comer justo antes de salir de viaje.
  • Nuestro can se siente alterado por alguna razón.

 

Síntomas previos al mareo

Como tu perro no puede decirte que no se encuentra bien para emprender un viaje, debes observarlo atentamente en busca de los signos que te alerten de un posible mareo.

Si está mareándose y siente náuseas, es probable que presente estos síntomas:

1. Pereza

2.Estrés

3.Ansiedad

4.Jadeos

5.Agitación

6.Salivación excesiva

7.Bostezos

8.Babeos

9.Temblores

10.Ladridos

11.Gemidos

Con estas señales, es posible que finalmente tu can vomite en el coche. Por lo tanto, es a nosotros a quienes nos toca detectar los signos de que no se encuentra bien.

Trucos y consejos para evitar los mareos del can

Antes de emprender un viaje en automóvil con tu perro, presta atención a los siguientes trucos y consejos, que te ayudarán a mantener a raya los posibles mareos.

1.     Visita al veterinario

¿Se trata del primer viaje con tu peludo? Entonces, conviene que lo lleves al veterinario para que te aconseje acerca de la posible administración de fármacos contra el mareo. Estos fármacos pueden ser para inducir al sueño, reducir el estrés o evitar el vómito.

Quizás el facultativo no lo encuentre necesarios, pero siempre es mejor contrastar todas las dudas que tengas al respecto con el veterinario. Ten en cuenta que es él quien tiene el conocimiento suficiente para prescribir el medicamento idóneo contra el mareo canino.

Otra opción son los remedios naturales, sin efectos secundarios, como las gotas anti estrés, que se usan masajeando ciertas zonas del cuerpo del can (como las almohadillas o la parte externa de las orejas).

2.     La forma adecuada de viajar

Es fundamental que sepas el lugar donde ubicar a tu perro para que el trayecto se le haga lo más llevadero posible.

Nuestro veterinario, Carlos Rodríguez, nos lo cuenta de manera didáctica en el vídeo titulado “La mejor forma de viajar en coche con tu perro”.

Te los resumimos: los peques en un transportín y los grandes con un petral y sus correspondientes enganches.

Tienes más información sobre el tema en “Consejos para viajar con tu perro”

3.     Comer varias horas antes de salir de viaje

Con frecuencia, los mejores trucos se basan en el sentido común, por eso, podemos aplicar a nuestros canes lo que es aconsejable para las personas:

  • Evitar comer en exceso poco antes de emprender el rumbo.
  • Como es mejor prevenir las náuseas y los vómitos, lo mejor es darle de comer y beber a nuestro perro unas 3-4 horas antes de empezar el viaje.

 

4.     Relax y armonía

Durante el trayecto, debemos evitar todo tipo de nervios y estridencias. Para lograr el clima de relax adecuado dentro del coche, podemos hacer lo siguiente:

  • Pasea y juega con tu perro unas horas antes de salir, de esta forma se calmará y se sentirá contento.
  • Una vez en el coche, no deben oírse gritos ni tonos de voz estridentes.
  • Procuraremos elegir emisoras de radio con música armoniosa, tipo chill out, con un volumen más bien bajo.
  • Si notamos que nuestro peludo se inquieta, debemos mantener la calma, ignorar sus ladridos y no estresarlo más con muestras de nerviosismo por nuestra parte.
  • Con las ventanillas entreabiertas y mirando hacia delante, podemos reducir los posibles mareos del can.

 

5.     Próxima parada…

Con frecuencia, el mareo va relacionado con la cantidad de horas en marcha; por tanto, antes de partir hay que tener muy claro que deberemos hacer paradas frecuentes.

  • Es fundamental parar el coche cada dos horas, en un lugar seguro, para que el can pueda hacer sus necesidades, beber agua, corretear y jugar… siempre con la correa y vigilando que no salga a la carretera.

 

6.     Ambiente confortable y acogedor

Que el can sienta que el coche es una proyección del hogar y se sienta a gusto en su interior es fundamental para mantener a raya un estrés que puede desembocar en mareos.

El objetivo es que, antes de salir de viaje, nuestro perro se acostumbre a entrar y salir del vehículo sin temor alguno, para que asocie el viaje con algo bueno. Para conseguirlo, podemos recurrir a estrategias tales como:

  • Dejar que el perro entre en el coche varias veces, para que lo olfatee y se familiarice con él.
  • Colocar dentro del auto su manta y juguete favoritos. Cuando el can sube, baja y permanece en el coche con total confianza, es la hora de ir haciendo trayectos cortos, de pocos minutos, para acostumbrarlo al movimiento del vehículo.
  • Recuerda también que, para los canes, la temperatura de confort en el interior del vehículo debe rondar los 20 grados.
  • En verano, ten mucho cuidado con el temido golpe de calor dentro del coche. Te interesará leer los puntos sobre este tema en nuestro post “¿Cómo evitar un golpe de calor en perros?”

Además de tener en cuenta todos estos consejos, no olvides acariciar y mimar a tu peludo; con estos gestos, seguro que tendrá unas ganas locas de emprender el próximo viaje.

 

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo y déjanos tus comentarios!

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone