Interruptor positivo: Cómo conseguir que mi perro deje de hacer algo que no me gusta

08 Ene

Interruptor positivo: Cómo conseguir que mi perro deje de hacer algo que no me gusta

Para evitar todos esos “NO” “DEJA ESO” AH AH” “PARA YA” “QUIETO” o las cien y un veces que le decimos su nombre para regañarle.

Vamos a aprender a llamar la atención a nuestro perro con un sonido para que deje de hacer algo que nos molesta o que consideramos inapropiado y que nos mire y preste atención a nosotros y redirigirle hacia algo más apropiado.

Lo ideal sería apuntar esos momentos en que tenemos que llamar la atención y enseñarle comportamientos alternativos incompatibles a esos que no nos gustan y reforzarlos para que los repita.

Tienes que evitar que tu perro realice comportamientos inadecuados, no basta con ignorarlos.
Algunos comportamientos indeseados son autoreforzantes. Cada vez que los realice se sentirá reforzado, tenemos que evitar este historial de refuerzos.

Los comportamientos de llamada de atención suelen incrementarse en forma e intensidad si no encuentran su objetivo, por eso tenemos que enseñarle comportamientos alternativos para llamar nuestra atención.
Si no quieres que te de con la pata o te salte para llamar tu atención y le ignoras es muy probable que comience a ladrar o gruñirte para que le hagas caso.

Si los ignoramos podemos crear frustración y estrés.
No solo queremos que deje de hacer un comportamiento si no que queremos que aprenda a hacer algo distinto a eso que nos molesta.

Si le llamas la atención con un NO, o ah ah no le enseñas nada, simplemente reprimes un impulso.
Realmente cualquier tipo de intimidación o castigo ya sea físico o verbal deteriora tu relación con tu perro. Si tu perro deja de confiar en ti es muy poco probable que te haga caso. Si tu perro te obedece por miedo al castigo, en algún momento aprenderá a escapar de ese castigo. Por supuesto también aprenderá que si tu no estás delante puede hacer aquello que le resulta gratificante pero que no puede hacer cuando estás tu porque le castigas; comenzará a morder el sofá cuando no estés o a hacer pis a escondidas.

¿Por qué no utilizamos la SNR o MAR(señal de no refuerzo) para interrumpir un comportamiento indeseado? Porque lo que quiero enseñarle es que QUIERA dejar de hacer eso, me preste atención y después pedirle algo que le guste hacer. No es deja de hacer eso porque si no, no vas a obtener refuerzo o te voy a retirar algo que te gusta, no lo vamos a hacer así.

¿Cómo lo hago entonces? ¿Cómo consigo que deje de hacer algo que no me gusta sin decirle que no o sin gritarle?

Necesitamos un sonido de llamada de atención suficientemente condicionado como para que en cuanto oiga ese sonido deje de hacer lo que este haciendo, sea lo que sea.
Vamos enseñárselo a través de condicionamiento clásico para convertirlo en un reflejo condicionado. Tu perro siempre que lo oiga dejará lo que está haciendo y te mirará automáticamente, este es el objetivo del interruptor positivo o IP.

A mi me gusta el sonido del besito como IP, inspirado en Emily Larlham.
Es muy difícil hacer el sonido del besito en tono enfadado, o repetirlo, o decirlo muy alto, así que para mi es muy buena elección.

Es muy importante que no solo prestemos atención a nuestro perro cuando hace algo que no nos gusta. Si siempre pasamos del perro cuando esta tranquilo y relajado y esperamos a que haga algo que nos molesta para hacer su sonido de llamada de atención pronto aprenderá que para llamar nuestra atención tiene que portarse mal.

Lo ideal es hacer varias sesiones al día con nuestro sonido IP probándolo en muchísimas circunstancias y contextos diferentes. Trabajaremos también reforzando los momentos de calma y le prestaremos atención cuando este tranquilo y relajado.(masajeándolo o acariciándolo, por ejemplo).

¿Cómo le enseñamos el IP?

1- Haremos el sonido elegido (para mi es el beso) y le daremos un trocito de comida. Repetimos unas cuantas veces. Podemos darle la comida en la boca o ponérsela en el suelo pero siempre hacemos primero el sonido y después presentamos la comida.

2-Podemos afinar un poco el entrenamiento y pedirle que nos mire cuando hagamos el sonido. Para ello, hacemos el sonido del beso y esperamos que nos mire, clickeamos (o decimos muy bien ) y le damos la comida.

3-Cuando ya hemos conseguido que nuestro perro nos mire cuando hacemos nuestro sonido de IP tenemos que afianzarlo. Añadiremos distracciones y trabajaremos en diferentes entornos.

-Si en algún momento tu perro no te hace caso al oír el IP es que has ido “demasiado rápido demasiado lejos”. Vuelve al paso anterior o disminuye el criterio de dificultad.

-Recuerda utilizar comida de muy alto valor para este ejercicio.

Practica durante cada paseo, practica en casa y practica en el parque.
La práctica hará que consigas un IP a prueba de bombas para interrumpir cualquier comportamiento indeseado o para llamar la atención de tu perro en el momento que lo necesites.

4-Para comprobar si tu perro está entendiendo el IP haz el siguiente ejercicio:
Pon a tu perro con arnés y correa (no lo hagas con collar ya que podrías hacerle daño en el cuello). Pon un trozo de comida en el suelo pero sujétale de la correa para que no lo coja, haz tu sonido IP y comprueba si gira la cabeza y te mira. ¿Lo has conseguido?
Practica este ejercicio con diferentes tipos de comida, objetos , personas o incluso otros perros como distracción o mientras juega.

5- A medida que tu IP se haga más fiable podrás practicar sin correa.

Recuerda:
Es muy importante prestar atención a tu perro cuando está haciendo algo que te gusta, cuando está relajado y calmado,no solo cuando se porta mal.
Enséñale lo que quieres que haga. Refuérzalo.
Evita que haga lo que no quieres que haga. Prevención e IP.
No castigues, EDUCA.

Web: Vet Trainer Canarias

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone