Gatos y balcones en verano: el síndrome del gato paracaidista

Gatos y balcones en verano: el síndrome del gato paracaidista
04 Jul

Gatos y balcones en verano: el síndrome del gato paracaidista

Denominado por los veterinarios como “síndrome del gato paracaidista” o “síndrome del gato volador”, hoy hablamos de una sintomatología propia de los felinos. Hace referencia a las caídas de los gatos, generalmente desde ventanas o balcones y distintas alturas, con frecuencia por encima de los siete metros. La caída puede agravarse si, durante el vuelo, los mininos no han tenido tiempo de corregir su postura o se han golpeado con tendederos o cornisas.

Este es un accidente habitual que sufren los gatos domésticos y por el que, la mayoría de las veces, suelen acabar en urgencias veterinarias, con traumatismos de distinta consideración, cuyo pronóstico puede ir desde leve hasta muy grave.

Y es que, los felinos, por muy buenos funambulistas que sean, hay ocasiones en las que pierden el equilibrio y caen sin remedio al vacío. Te explicamos en este post las causas de la peripecia, las consecuencias, y otros detalles que debes conocer si tienes en casa un equilibrista de cuatro patas.

¿Por qué se caen los gatos?

Recordemos que los gatos aún conservan un fuerte instinto cazador que los hace ser audaces y llevarlos a deambular por ventanas y terrazas, en busca de alguna presa.

Es cierto que los felinos demuestran ser buenos equilibristas, pero en ocasiones surgen imprevistos, como un error de cálculo, una distracción o un resbalón, por los que pueden perder el equilibrio y acabar estampados contra el pavimento.

¿Cuáles son las causas de las caídas?

 Entre los motivos principales que llevan al gato a precipitarse al vacío, de manera accidental, se cuentan las siguientes:

  • Despiste o negligencia de los cuidadores: se cuentan entre las principales causas.
  • Permanecer encaramado demasiado tiempo en un lugar arriesgado.
  • Falta de experiencia en los gatos jóvenes.
  • La entrada en el celo.
  • Curiosidad innata de los felinos.
  • Ráfagas de viento.
  • Maniobras para cazar un pájaro que vuela alrededor.
  • Mala posición.

Hay aspectos que se nos escapan de las manos, menos el despiste o descuido, que podemos evitar prestando más atención a los lugares peligrosos para nuestros mininos.

¿Qué felinos son más proclives a despeñarse?

Dicen los expertos que la prevalencia de este tipo de conducta se observa por igual en machos y hembras, que se encuentran en la adolescencia y están sin esterilizar. Os detallamos cuáles son los gatos con mayor riesgo a darse de bruces contra el suelo, a causa del síndrome del gato paracaidista:

  • Mininos jóvenes, hasta los 2 años de edad, debido a que son muy activos.
  • Gatos o gatas no esterilizados, por su comportamiento durante el celo.
  • Gatos mayores; a causa de la pérdida de facultades.
  • Cachorros: porque aún no han desarrollado todas sus capacidades.

Ni que decir tiene que debemos extremar las precauciones en este grupo de felinos de alto riesgo.

Daños más comunes

Cuentan los veterinarios que, entre los daños más frecuentes que se atienden en emergencias, a causa del síndrome del gato volador, se cuentan múltiples fracturas. Generalmente, afectan a:

  • Cabeza
  • Tórax
  • Abdomen
  • Columna vertebral
  • Patas

Aunque de todos es conocida la sorprendente capacidad de supervivencia de los gatos, ésta tiene un límite: desde un quinto o sexto piso, en el peor de los casos, el impacto puede provocar el fallecimiento del animal.

Más lesiones desde menos altura

Parece una paradoja, pero es asda, giran su cuerpo, ar sentido del equilibrio que tienen los felinos por el que, durante la cañidaaí. Los gatos suelen lastimarse más si caen desde pocos metros que si lo hacen de una altura algo mayor.

La razón del alto índice de supervivencia felina reside en el peculiar sentido del equilibrio que tienen estos animales. Durante la caída, giran su cuerpo y, poco antes de llegar al suelo, lo extienden a modo de paracaídas, para caer a cuatro patas, amortiguando así el impacto.

Con todo, las caídas desde alturas considerables también conllevan importantes riesgos, puesto que, aunque el felino logre aterrizar en buena postura, puede sufrir lesiones graves debidas al impacto.

¿Cómo evitar que un gato se precipite al vacío?

Existen diversas medidas y estrategias para impedir que un gato experimente el “paracaidismo” por vez primera. Te las resumimos en los siguientes puntos:

  • La regla número uno consiste en cerrar bien todas las ventanas, balcones, accesos a terrazas y a otros lugares de riesgo, especialmente cuando el gato está solo o sin vigilancia.
  • Mantener al minino alejado de los lugares de riesgo, es fundamental para evitar las caídas.
  • Si el felino está acostumbrado a asomarse a la ventana o balcón, hay que vigilarlo en todo momento.
  • Proteger ventanas, balcones y terrazas con redes, rejillas o cerramientos; de esta forma, el gato satisfará su instinto acechador, sin peligro alguno para su vida.
  • A la hora de adquirir el sistema de cerramiento, hay que tener en cuenta la edad, peso y conducta del felino.
  • Proporcionarle al gato estímulos y juguetes para que se entretenga y satisfaga su instinto cazador.
  • Un interesante estímulo sería también tener otro gato con quien jugar; es conveniente consultar acerca de esta opción con el veterinario o etólogo.

Los gatos no escarmientan tras sus caídas; aunque un gato haya experimentado un batacazo contra el suelo, es probable que lo intente de nuevo; no olvidemos esta realidad.

¿Qué hacer cuando un gato se cae?

  • Se debe recoger al animal con cuidado y llevarlo rápidamente a un centro veterinario.
  • Envolverlo en una toalla y usar un transportín para llevar al felino a urgencias; aunque aparentemente no se observe ninguna herida, es posible que el gato tenga lesiones internas.

En estos casos, también uno se da cuenta de la importancia de que el felino lleve el microchip, ya que, tras la caída, puede desorientarse, caminar y perderse.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone