El Bosque de Noruega

27 Mar

El Bosque de Noruega

Los noruegos conocían a este gato de verlo en sus bosques y a través de las muchas leyendas que lo acompañan. Hay cuentos nórdicos en los que aparece constantemente y en la mitología escandinava ocupan un destacado lugar. Dicen que Thor, dios del trueno y la guerra, no pudo levantarlo con sus manos; tiraba dl carro de la diosa de la fecundidad, Freya; además, son los gatos elegidos por las hadas. Acompañaban a los vikingos en sus largas travesías controlando las ratas en las bodegas de sus “drakkars”; se sorprenderían estos bravos guerreros si les viesen subir al podium en las exposiciones felinas.

Su historia moderna

Hacia los años treinta los noruegos comenzaron la cría selectiva de esta raza. En la década de los setenta es cuando se estipula el estándar, basándose en un mítico ejemplar, “Pan´s Trulls”, que sorprendió a los telespectadores cuando apareció en la televisión noruega como prototipo de Norsk Skogkatt, termino que significa literalmente gato del bosque.

Es grande, musculoso, de patas altas, lo que le ayuda a que esté lejos de la nieve; las traseras algo más altas que las delanteras, ancho de hombros, cola larga, que al medirla debe llegar hasta la nuca; la cabeza forma un triángulo equilátero, con orejas grandes abiertas y situadas altas; el perfil completamente recto sin stop; los ojos ovalados y colocados en oblicuo, mentón fuerte, haciendo línea recta con la nariz, las orejas están adornadas con copiosos penachos y plumetís (como los linces) que no son exigidos en concurso, pero este factor es apreciado por los jueces. En ocasiones nacen hijos desprovistos de ellos aunque los dos progenitores los tengan.

Un manto espectacular

Si hay algo espectacular en él es su pelo y la distribución de éste sobre el cuerpo; semilargo y abundante con subpelo lanoso y más largo en el collar, lomo, costados y en su llamativa cola, que mueve tan airosamente mostrándonos su estado de ánimo y enseñando sus graciosos pantalones.

Fácil de cuidar, su pelaje suave y brillante, impermeable para poder soportar las nieves de Noruega, desaparecerá al llegar la primavera, para reaparecer con el otoño; y con cada invierno se hará más espléndido debiendo esperar al tercer o cuarto invierno para contemplarlo en toda su belleza, sobre todo el collar que entonces habrá adquirido su espesura y larga definitiva.

Si hay algo espectacular en él es su pelo y la distribución de éste sobre el cuerpo; semilargo y abundante con subpelo lanoso y más largo en el collar, lomo, costados y en su llamativa cola, que mueve tan airosamente mostrándonos su estado de ánimo y enseñando sus graciosos pantalones.

Fácil de cuidar, su pelaje suave y brillante, impermeable para poder soportar las nieves de Noruega, desaparecerá al llegar la primavera, para reaparecer con el otoño; y con cada invierno se hará más espléndido debiendo esperar al tercer o cuarto invierno para contemplarlo en toda su belleza, sobre todo el collar que entonces habrá adquirido su espesura y larga definitiva.

kimera1g

El “Bosque de Noruega” en España

Los primeros noruegos están en España desde 1992, y ya contamos con campeones internacionales e incluso un campeón de Europa, “Indianer de la Cachouteba”. Hasta ahora han nacido unos cincuenta ejemplares con afijos españoles, y, aunque todavía es un gran desconocido, poco a poco, crece el interés por esta raza que tan bien combina la belleza con el buen carácter.

Carácter

Los primeros noruegos están en España desde 1992, y ya contamos con campeones internacionales e incluso un campeón de Europa, “Indianer de la Cachouteba”. Hasta ahora han nacido unos cincuenta ejemplares con afijos españoles, y, aunque todavía es un gran desconocido, poco a poco, crece el interés por esta raza que tan bien combina la belleza con el buen carácter.

Como conseguir un “Bosque de Noruega”

Si en algún momento decidís adquirir uno de estos gatos aseguraros de que tenga pedigree – como sabéis es el carnet de identidad del gato -, os dirá quiénes son sus antepasados, los títulos conseguidos en exposición, también ayuda a descifrar sus secretos genéticos y sobre todo os asegurará de que compráis un autentico bosque de Noruega. Criarlos es todo un placer lleno de mágica ternura, contemplarlos en sus elegantes poses un deleite para la vista, ser su amigo, enseñarle trucos es algo tan gratificante que difícilmente se puede describir con palabras. Sólo conviviendo con uno de ellos podremos entender lo que significa disfrutar de la compañía y confianza de un bosque de Noruega.

Absolutamente Natural

Cuando hablamos del Bosque de Noruega hablamos de un gato absolutamente natural. La naturaleza ha ido seleccionando los ejemplares más fuertes desechando los débiles incapaces de sobrevivir en un clima tan duro. Nunca ha sido cruzado con otras razas y los criadores han sido siempre muy prudentes evitando en lo posible la consanguinidad. De esta manera nos encontramos con un gato que conserva toda su pureza, rápido, precavido, que impone cierto respeto la primera vez que se ve.

Con un amplio abanico de colores en su manto, tantos como la naturaleza ofrece, exceptuando los colores lila, chocolate y las marcas color-point (siamesas).

Asimismo, se aceptan todos los colores de los ojos, independientemente del color de la capa. Aunque hay cierta preferencia por parte del público hacia los tabbys (rayados, atigrados) con o sin blanco. En todas sus variedades es elegante, con una mirada alerta y dulce a la vez.

Normalmente no suele haber complicaciones en su cría, las camadas varían en cantidad, seis o siete es normal, pero también dos o tres, Los cachorros son realmente una delicia, inquietos y juguetones aprenden rápidamente las artes de la caza. Cuando se encuentran en una esquina del pasillo se acechan, esperan para sorprender de repente al adversario y ¡zas!, carreras desenfrenadas durante las cuales cualquiera puede ser a su vez cazado. Conservan muchas características atávicas, una de ellas es muy graciosa. Los peques cuando se acercan a beber golpean el agua con sus patas con la intención de romper el hielo, cosa que han estado haciendo durante siglos en los helados arroyos noruegos.

Autores: Carmen y Maribel

Fuente: Infomascota.info

Fotos: La Zarina

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone