¿Cómo mantener a tu gato fresco en verano?

¿Cómo mantener a tu gato fresco en verano?
10 Jul

¿Cómo mantener a tu gato fresco en verano?

¿Qué podemos hacer para que nuestro gato se mantenga fresquito y protegido durante los rigores de la estación estival? Te lo contamos a continuación, con 10 sencillos trucos, en los que el agua fresca y el hielo juegan un papel fundamental.

10 trucos para tener a tu gato fresco en verano

  • 1. Agua limpia y fresca, que no falte: para combatir los rigores estivales, recuerda que el truco por excelencia consiste en mantener el bebedero operativo, de manera permanente, para que tu gato disponga de agua limpia y fresca a su antojo; procura revisarlo de vez en cuando, que no quede nunca seco; no estaría de más añadir algún cubito de hielo, de tanto en tanto, para refrescar el agua, pero con moderación; una buena táctica es colocar varios bebederos, distribuidos por la casa, lo invitarás a hidratarse con mayor frecuencia; y una fuente de agua continua puede atraer su atención y estimularlo a juguetear y beber más.
  • 2. Hielo, el gran aliado: con el hielo podemos imaginar infinidad de estrategias para aliviar a nuestro felino durante los días de bochorno insoportable; una botella de plástico resistente, con agua congelada, envuelta en un paño o toalla, puede convertirse en un juguete súper refrescante.
  • 3. Toalla mojada y fresca: de nuevo recurrimos a la toalla, esta vez para empaparla con agua helada y pasarla sobre la cabeza del minino, que la recibirá de buen grado si siente que no puede más con el calor; poco a poco, si vemos que nos mira con gesto complacido, continuaremos con el resto del cuerpo; aunque a los gatos no les suele gustar mucho el agua, sí acostumbran a aceptar el contacto con algo húmedo, y si además, la evaporación les provoca un efecto refrescante, con mayor razón.
  • 4. Remoja las almohadillas: ir remojando las patas de tu gato con frecuencia supondrá un gran alivio frente al agobio estival; recuerda que las glándulas sudoríparas de los gatos no se reparten por todo el cuerpo, como ocurre con los humanos, sino sólo en determinadas partes, en especial en las almohadillas.
  • 5. Aire fresco y descanso: en plena canícula, es imposible descansar y mucho menos pegar ojo; comprueba que la camita de tu gato esté ubicada en el lugar más fresco; de lo contrario, prepárale otra en un sitio cercano a un ventilador, o donde corra el aire; coloca encima una sabanita de algodón y allí lo verás cada dos por tres, disfrutando del oasis que le has preparado.
  • 6. Terraza y piscinita: ¿dispones de una terraza o jardín? Entonces, no tienes excusa para proveer a tu felino de una pequeña piscina de plástico, como la de los bebés; pero recuerda que el animal tiene que hacer pie, así se encontrará seguro; dentro, podrá jugar con algunos con sus muñecos favoritos, o beber siempre que tenga sed.
  • 7. Cepillado, sí o sí: no sólo estará más guapo, sino que además ganará en frescura; y es que los felinos suelen perder más pelo en las épocas calurosas; los pelos muertos se acumulan y forman nudos que le dan aún más temperatura a estos animales; por eso, el cepillado es casi obligatorio ya que desenreda el pelo y favorece la expulsión del calor.
  • 8. Corte de pelo, depende y con moderación: si tu gato es de pelaje largo, consulta con tu veterinario sobre la conveniencia de hacerle un corte de pelo para ayudarle a estar más fresco; si te lo aconseja, probablemente sólo debas recortar en algunas zonas, como las axilas, la barriga o el cuello; recuerda que siempre hay que dejar unos 2 o 3 centímetros de longitud para protegerlo del calor y de los rayos solares; pero la última palabra la tienen el minino, porque si es delicado y se niega en banda, tendrás que desistir en el empeño.
  • 9. Cajas, cobijos refrescantes: si tienes un gato y cajas de zapatos vacías, guardadas en algún armario, ahora sabrás por qué hiciste bien al no tirarlas; si pones una toalla humedecida en agua fresca y recubres el interior de la caja, construirás el refugio ideal para que tu gato se refresque en los momentos de mayor agobio estival.
  • 10. En el coche, precaución: esto no es un truco en sí mismo, pero no puede faltar como aviso, dada su importancia, por el peligro que entraña dejar a tu gato solo en el coche o viajar con él en épocas calurosas; ten en cuenta que la temperatura del interior del vehículo puede aumentar súbitamente, incluso a la sombra; así que, para evitar que el animal sufra un golpe de calor, procura viajar durante las horas más frescas; sin olvidar hacer las paradas necesarias para que tu felino beba agua y se refresque de la mejor manera que puedas proporcionarle.

Recomendaciones

Lo advertíamos con los perros ¿Cómo evitar un golpe de calor en perros?y lo repetimos ahora con los gatos.  Nuestros felinos también son más sensibles al incremento de la temperatura que las personas: en épocas tórridas, los gatos corren un alto riesgo de sufrir un golpe de calor, de consecuencias graves, e incluso letales.

Los humanos poseemos un sistema de regulación térmico afinado que, en un momento dado, nos permite sudar, para recuperar el equilibrio perdido tras el acaloramiento. Pero el ritmo de los gatos es más lento y, para mantener a raya la temperatura, recurren a estrategias refrigeradoras, tales como el jadeo, la sudoración a través de sus almohadillas; o la evaporación de la saliva que dejan en el pelaje cuando se acicalan.

Presta atención a todo tipo de felinos, pues ninguno está libre de peligro. Y vigila especialmente a los cachorros, ancianos, obesos, enfermos cardíacos o pulmonares, y los que tienen la cara chata, ya que forman un grupo al que le afecta muchísimo el golpe de calor.

Atención a estos síntomas, propios del golpe de calor:

  • Aumento de la temperatura
  • Excitación nerviosa
  • Jadeos
  • Temblores
  • Tambaleo
  • Salivación excesiva
  • Vómitos
  • Cambio en la coloración de las encías –color más oscuro–
  • Desmayo

Obsérvalos y lleva a tu gato, cuanto antes, al veterinario, ya que un golpe de calor puede tener consecuencias muy graves y causar incluso el fallecimiento del animal.

 ¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo!

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Tags: