¿Cómo evitamos que nuestro perro moleste mientras comemos?

13 Nov

¿Cómo evitamos que nuestro perro moleste mientras comemos?

Uno de los problemas más habituales que tenemos con nuestros perro es a la hora de nuestra comida, en cuanto ven comida en nuestra mesa, no hacen caso a otra cosa. Es un problema muy común, muy fácil de solucionar en la teoría pero en la práctica nos cuesta mucho. Te contamos como solventarlo.

Cuando nuestros animales insisten con ladridos o subiéndose a nuestras piernas para pedirnos alimento nosotros hacemos como las máquinas tragaperras, les damos un refuerzo intermitente: a veces cae premio al insistir tres veces u otras veces cae el premio a las diez veces, pero al final, siempre da algo.

Este refuerzo es muy potente y consigue que los perros desplieguen todas sus armas para conseguir lo que se propone: subir la patita, ladrar, poner ojos tristes, revolotear alrededor de ti nerviosamente… Saben que al final va a tener lo que quiere pase el tiempo que pase, para que se calle.

Deja de darle

Como comprenderás, el método para que pare de hacerlo es dejar de darle tu comida cuando estáis en la mesa. Va a ser una tarea que pondrá a prueba tus nervios pero el resultado merecerá la pena.

En los primeros días tu peludo insistirá y realizará todas sus artimañas, incluso con más ímpetu, para que te ablandes pero no debe ser así.

Cuando pase el tiempo y vea que ya no funciona lo que haría, vendrá el periodo de aceptación, en el que ya no insistirá. Esto ocurrirá únicamente si no le damos de nuestra comida ni una vez en todo ese tiempo.

Respuesta a la orden

Otro modo de agilizar el proceso de aprendizaje es diciéndole la orden que usas cuando está haciendo cosas que no te gustan, seguramente la palabra “No”. Si aún no tenéis fijada ese tipo de orden, te enseñamos cómo hacerlo:

Pon en tus dos manos cachitos de premios, sepáralas y deja que tu perro las huela. Cuando se acerque a una mano dile “No”, cuando se acerque a la otra, dale el premio. Repite la operación varias veces.

Esta acción requiere muchas sesiones, pero acabará comprendiendo que cuando dices la palabra No, no recibirá premio, pero que si espera paciente después sí lo tendrá.

 

Cualquiera de estos dos sistemas es válido y te servirá para que no pida más comida cuando estáis a la mesa. Eso sí, no deberéis darle ni un bocado más de vuestro plato.

 

Fuente: decasa.tv

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone