Científicos estudian el sexto sentido de los animales

03 Dic

Científicos estudian el sexto sentido de los animales

Científicos de la NASA y de la Open University del Reino Unido se han unido para investigar la credibilidad de la teoría que dice que los animales poseen un sexto sentido para percibir las catástrofes naturales antes de que ocurran.

El equipo de científicos ha observado que algunos animales detectan los cambios químicos que se producen en las aguas subterráneas antes de que comience un terremoto.

El estudio partió de la observación de una colonia de sapos que abandonó su estanque en 2009 en L´Aquila, días antes de que se produjese el seísmo que asoló a la ciudad italiana. Según parece, fueron capaces de prever lo que iba a ocurrir.

Esta hipótesis indica que los animales que viven cerca o en aguas subterráneas son muy sensibles a cualquier cambio en su composición química. Siendo los reptiles y las especies marinas, los más sensibles a estos cambios.

En España, también se registraron casos parecidos en el último terremoto de Lorca. Según el director técnico del Parque Temático de la Naturaleza Faunia, los invertebrados, los reptiles, las serpientes y las arañas fueron los animales que más sintieron el movimiento sísmico de Murcia.
Aunque no sólo los reptiles son sensibles, hay casos similares en otros animales, como pudo comprobarse días antes del terremoto de Lorca, ya que el Instituto Nacional Geográfico recibió varias llamadas, de personas, preguntando por la posibilidad de algún tipo de movimiento sísmico, al haber observado una inquietud inusual en sus aves.

Otro caso más llamativo, fue el ocurrido en 1975 en la población Haicheng, en China. En donde observaron que los animales se comportaban de forma extraña, por lo que las autoridades de la localidad decidieron evacuarla. Al poco tiempo, un terremoto de 7,3 sacudía la localidad.

Las teorías que siguen los científicos parten de dos bases diferentes:
La primera afirma que los animales pueden percibir las emisiones de gases nobles que
expulsa la Tierra antes de que se produzca un seísmo.
La segunda, asegura que es debido a los pequeños movimientos que experimenta la
Tierra antes del terremoto, aunque estos sean imperceptibles para el ser humano.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone